Rubén murió. Un mexicano Residente de EU. Leandro también murió. Un indocumentado más.

Rubén murió. Eso es todo. Residente legal permanente en EU. Una vida en la sombra llena de mentiras y secretos. Una vida compartida con quien legítimamente era Rubén, su hermano. Ambos compartían la misma identidad.

Leandro podía ir y venir cuantas veces quisiera de los Estados Unidos pues por algún acuerdo con su hermano Rubén, de esos que sólo en la juventud se entienden, decidió éste último darle su residencia legal adquirida en aquel lejano 1987 por la amnistía. Sí, así mismo, darle.

De esta manera, Leandro dejó de existir para el mundo exterior americano. Y sólo hubo un Rubén divido en dos vidas. Aquel que en México estaba casado con Consuelo y dos hijos. Que seguía sus días sobreviviendo con la venta de tacos en el patio de su casa y a 33 años de distancia, añoraba a diario ir a los EEUU pero no podía. Quería tramitar aunque fuese una visa de turista pero Rubén ya estaba registrado como Residente viviendo en Denver y trabajando en las pipes lines. Sus hijos y doña Consuelo le reprochaban, pues a pesar de querer ir a los EU e intentar en varias ocasiones la visa, se las negaban pues su papá tenía la opción de hacer una petición a migración.

En EU, su hermano vivía con su nombre, trabajaba con su nombre, se hacía viejo con su nombre. Y a más de mil kilómetros de distancia, a ese otro Rubén, sus hijos y Verónica su esposa, le hacían amargamente los mismos reclamos pues no podía ayudarlos en nada. Portaba una mica de green card válida y todos lo conocían con un nombre que no era el suyo. Podía trabajar, comprar, salir y entrar sin problemas. Pero en casa, la mismísima obscuridad migratoria invadía su hogar. Lo atemorizaba. Tras los muros no había residente legal permanente, no existía el derecho de pedir beneficios para una esposa e hijos que sólo le pertenecían a Leandro. Ese que aparecía fantasmalmente unas horas por las noches y que era igual de indocumentado que su familia.

Leandro. Tristemente un día fue abandonado. Cada hijo se retiró a lugares distintos con sus ID falsos y sus seguros «chuecos». La esposa, ya aburrida de su situación, se regresó a México para ver a sus padres. Ya nunca volvería. No podía.

El Rubén residente, eventualmente venía a México. Veía a sus hermanas y de manera incómoda, saludaba de reojo al verdadero Rubén, quien se tragaba tantos sentimientos que dolían, por darse cuenta que aquella decisión juvenil había anulado parte de ambas vidas.

Sus visitas empezaron a ser cada vez más distantes. Ya solo, el Rubén de los Estados Unidos sentía que no pertenecía a ningún lado. Pero en cierta ocasión, avisó que vendría a México. Su voz sonaba diferente. Lúgubre. Llegando anunció a todos un cáncer terminal. A los días murió. El acta de defunción aparece a nombre de Leandro, pues con esa identidad entró al hospital. Recuperó su muerte. En EU, la compañía donde trabajaba se enteró por algún trabajador de este hecho, y notificó la muerte de Rubén al ver que ya no regresaba. Se activaron los despachos de abogados para cobrar los seguros. Notificaciones llegaron hasta Zacatecas informando a su esposa que tenía derecho a beneficios como viuda. Bizarra situación, pues quien recibió la notificación del derecho de seguro de vida de Rubén fue el propio y verdadero Rubén. Él mismo miraba asombrado que estaba muerto.

Hoy todo es una maraña de trámites. De confusiones legales. Rubén murió en Estados Unidos pero no había acta de defunción aún a su nombre. Leandro en México. La familia desintegrada. Así de complejo es la urgencia o necesidad de algunos de cumplir el sueño americano.

Por: J. Gustavo C. C. // Whatsapp: (492)118-9458 // apoyoalmigrantezacatecas.com

Anuncio publicitario

Visas, Residencias, pensiones, pasaportes americanos y otros documentos autorizados.

El pasado 2 de mayo, saliendo del Consulado de Ciudad Juárez, la señora María Elena, oriunda de Ojocaliente, Zac., nos mandó un sensible texto por whatsapp: «Sí me aprobaron la residencia…» revestido de iconos y emojis aludiendo a su felicidad. En unos días podrá estar con su esposo, quien es ciudadano americano y podrá tener a su primer hijo en Utah.

La misma suerte esperamos para la señora Elvia M. de Panfilo Natera, Zac., quien el próximo 6 de junio se presentará a entrevista en el mismo consulado por proceso de reunificación familiar. Los nervios hacen presa de su esposo Javier, quien realizó la petición. La esperan también sus 4 hijos que ya viven, desde el año pasado, como residentes legales permanentes en Odessa, TX.

Hablemos de doña Belén, de Noria de Ángeles, Zac., quien posterior a tres intentos fallidos para la adjudicación de su visa de turista, en esta última ocasión ya fue calificada. Tuvimos a bien dar like a la publicación de sus hijos en Denver, CO cuando compartieron la noticia. Gracias por sus comentarios.

Saludos al buen José Melchor, trabajador de gobierno municipal. Joven alegre y emprendedor quien hace un año acudió a Monterrey por este documento y fue rechazado. Hoy la historia es distinta. Ayer le fue entregado su paquete en DHL Plaza Tahona con su visa americana. Gracias José por la tierna selfie donde nos compartes tu alegría.

La familia González de Luis Moya, Zac., quienes temerosos se presentaron el 29 de abril a huellas y fotografías en el CAS de Guadalajara y el 30 al Consulado General, dejaron atrás ese miedo y tras cinco minutos de preguntas en la ventanilla cuatro, salieron con la emoción de este documento de viaje aprobado. Ahora familia Gonzalez, es tiempo de viajar a Santa Fe, NM para abrazar su hermanos y conocer a sus sobrinos.

Ese mismo día, pero en el Consulado de Monterrey, en el área de atención a ciudadanos, salía Cristian, a quien por largo tiempo le había sido difícil obtener su pasaporte americano porque el expediente estaba incompleto. A finales de abril presentó evidencia nueva y por fin fue recepcionado y aprobado su expediente. Su pasaporte llegará aproximadamente en quince días a la paquetería seleccionada.

Caso profundamente sensible el de la señora Luisa, de Loreto. Ella no sabía que tenía derecho a una pensión de Seguro Social Americano. Es por casualidad que se acercó al Centro de Apoyo para preguntar sobre el trámite de pasaporte mexicano para un familiar. Ya en la plática fraternal que tuvimos, nos manifestó que estuvo casada por 5 años con un señor que después se fue a los Estados Unidos de manera indocumentada. Allá obtuvo un seguro social válido y trabajo por mucho tiempo. Nunca se divorciaron. No tuvieron hijos. El señor falleció hace meses. Pero por desconocimiento nada se movió. Ella tiene 62 años, vive sola, no tiene hermanos y trabaja limpiando una casa tres días a la semana para sobrevivir. Con su anuencia se inició un proceso de pensión por viudez y pasado el tiempo establecido por esta agencia federal americana ya hay resultados. La semana pasada por fin recibió un cheque del social security por una cantidad considerable sobre pagos atrasados y aseguró su pensión vitalicia, sin mencionar que tuvo el beneficio de la visa americana.

Manuel y Rocío de Villa González, Zac., se irán a Canadá, ya cuentan con su ETA o permiso electrónico de viaje que entregamos hace un par de días. Quieren ir de turistas, ver opciones, valorar su futuro. Al término de sus vacaciones regresarán a México. Aquí platicarán y de ser posible retornarán a Canadá para cambiar su estatus y poder instalar un negocio de apicultura en alguna región de aquel país.

Y como las anteriores historias, otras 129 visas más autorizadas en el primer trimestre de este 2019 en el sureste zacatecano. Otras más residencias aprobadas. Algunos novios reunidos para casarse en EU con visa de prometido. Pensiones por viudez, por edad u orfandad aprobadas a familias que cumplieron con los criterios establecidos. Y otros casos más, que no por ser menos en cantidad, son menos en importancia.

Todos los casos mencionados y que tuvimos el privilegio de atender en el Centro de Apoyo al Migrante Zacatecas, recibieron asesoría gratuita y servicios de bajo costo. Ajustándonos a sus posibilidades económicas con un principio de apoyo comunitario.

En ciertos casos, para aquellos que así lo necesitaran, no sólo recibieron asesorías gratuitas, también todos los servicios fueron absorbidos por el Centro.

Agradecidos estamos por la bendición de ser un instrumento para cumplir los designios mayores de Dios. Agradecidos con aquellos que confiaron en nosotros. A todos los que nos envían a mamá, a papá, esposa(o) , hijo(a) o hermano(o) con la certeza de que los trataremos como familia y haremos lo posible por guiarlos en sus procesos. Agradecidos con el Todopoderoso por poder dedicarnos a lo que nos apasiona y de poner a nuestro lado a gente extraordinaria que siempre nos apoya.

Por: J. Gustavo Castañón

WhatsApp: 492-1189458

Consulado de Monterrey o Guadalajara ¿Dónde es mejor tramitar la visa?

Por: J. Gustavo Castañón C.

www.apoyoalmigrantezacatecas.com

whatsapp: 492-1189458

A lo largo de 18 años en que hemos podido estar en contacto con el fenómeno migratorio en Zacatecas, uno de los procesos más requeridos es el trámite de la visa americana. Evidentemente como un instrumento que permita una suerte de reunificación temporal con familiares en EU, ya sea con documentos o sin ellos.

Derivado de esta necesidad, han surgido un número considerable de dudas y mitos que rodean su procedimiento. Algunos de ellos son: ¿Puedo decir en la entrevista que mis hijos en EU no tienen papeles? ¿Si los digo en la entrevista, los pueden deportar? ¿Es obligatoria una cuenta de banco mía para el trámite de la visa? ¿Cuánto dinero debo tener en la cuenta para convencer al oficial? ¿Se requiere presentar  una carta invitación notarizada por familiar? ¿Me ayuda decir que mi familiar pagará todo mi proceso y tiempo en EU? ¿Puedo decir que llego con un amigo o tiene que ser un familiar directo? ¿Si me deportaron me pueden dar una visa? ¿Me pueden dar una visa si viví en EU, pero nunca me deportaron? ¿Puedo decir que quiero pasar vacaciones por 4 meses? ¿Es cierto que la calificación de la visa es una suerte? ¿Es cierto que si soy de la tercera edad la visa es casi seguroa? ¿Es cierto que es MEJOR TRAMITAR EN EL CONSULADO DE MONTERREY QUE EN EL DE GUADALAJARA?

Sobre esta última interrogante versa el presente escrito. El gobierno americano ha dispuesto diversas representaciones en México para realizar los trámites tanto a ciudadanos americanos que viven en nuestro país, como los ciudadanos mexicanos que requieren algún procedimiento con el gobierno norteamericano.

Históricamente, los habitantes del estado de Zacatecas, por razones geográficas, han gozado de la opción de presentar su trámite de visa tanto en Monterrey como en Guadalajara. En ambos consulados, a lo largo de los años han emitido visas a favor de residentes zacatecanos. ¿Quién no conoce o tiene familiares con visa americana vigente emitida tanto en una u otra representación consular? Esto sin duda, nos ayuda a comprender lo alejado que puede estar de la realidad está creencia.

El fundamento para declinar presentarse en el Consulado de Guadalajara suele basarse en experiencias de terceros que expresaron la famosa frase “En Guadalajara no me dieron, es más ahí no le dieron a nadie”. Que por cierto, es una frase acuñada por la mayoría de los que son declinados, ya sea en Guadalajara o Monterrey. Es una especie de frase compensatoria. No ha de ser tan fácil regresar a la comunidad y responder ante la incertidumbre de vecinos y conocidos que un oficial no nos dio una visa y a muchos otros sí.  Una aseveración muy ambigua. Ya que desconocemos los perfiles e historial de los “rechazados”

Pero para clarificar, administrativamente hablando, podemos solicitar la toma de huellas y fotografías tanto en el CAS (Centro de Atención a Solicitantes) como en el AMCONGEN (Consulado General de los Estados Unidos) en cualquiera de los mencionados. No hay problema alguno.

En el sistema de citas para ciudadanos mexicanos no inmigrantes, se puede elegir en qué representación consular queremos toma de huellas y fotos, así como la entrevista. Lo más importante es que podamos comprobar lazos emocionales, patrimoniales, académicos, económicos en México para que nuestro expediente sea valorado. En ambos consulados, un oficial deberá basar su decisión en la apreciación de las secciones de la Ley de Inmigración correlativas.

Pero, si no hay problema y administrativamente es lo mismo, ¿por qué entonces el mito de mejor Monterrey que Guadalajara? Bien, podríamos decir que es  innegable que en algunas decisiones de los oficiales consulares, más que basadas en una apreciación objetiva de la Ley,  pareciese que su juicio fuese influenciado por creencias políticas, religiosas, cambios de ánimo, tipo de personalidad, su ascendencia étnica, si están de buenas o tienen hambre. Si es racista o clasista, si le molestan los lentes o que le haya dado comezón en un dedo. Pero estas imponderables y desafortunadas decisiones  ocurren ya sea en Guadalajara o en Monterrey. Hemos notado que se van turnando por periodos de tiempo. En ciertos meses de un año, se incrementan más en un consulado que en otro, pero no dejan de ser una constante en ambos. Pero haciendo justicia a la estadística. Por lo general aplica la norma y no la ocurrencia.

Por ello, cuando una persona pregunta ¿qué consulado es mejor para procesar la visa americana? Es importante su afinidad por alguno de ellos, su feeling por decirlo así. La mayoría ya tiene una idea de su predilección. Posiblemente porque a su esposa, padres o hermanos les han dado en ese Consulado. Ya porque lo sienten en los huesos de alguna forma metafísica. La decisión debe ser personal.

Después de que el solicitante expresa su sentir por su consulado preferido, también se debe considerar el tipo de perfil como tramitante. Valorar si es comerciante, constructor, abogado, contador, enfermera, si elabora tamales o es repostera, quizás jornalero o agricultor, entre muchos otros. Pero siempre y en todo momento, lo mejor será siempre armar un expediente claro, completo y sencillo. Conocer nuestro historial y el motivo de nuestro viaje. Realizar un adecuado llenado de nuestra solicitud de no inmigrante. Cumplir lo más posible los requisitos que marca la Ley. Lo demás no está en nuestras manos ni en el Consulado elegido, ya sea Monterrey o Guadalajara.

Al César lo que es del César, a Dios lo que es de Dios.

Los riesgos de la visa vencida y estar en EEUU


Mr. Trump castigando y endureciendo aún más su discurso a aquellos que él considera constituyen un riesgo a su país. Esto viene de la lectura del artículo 7 cosas que deben saber inmigrantes con visas vencidas publicado por El Diario NY el 17 de abril de este año.

Verdad es que al igual que cualquier otro ser humano con defectos y virtudes, muchas personas y paisanos se aprovechan de contar con algún tipo de visa y deciden quedarse en los Estados Unidos, pero también verdad que para Mr. Trump todos y todo es un riesgo. Lo mismo le da, aquel que ha cometido delitos graves o crímenes, que aquel que sólo decidió casarse en los EU, ajustar su estado o buscar una vida y el sueño americano.

Según el artículo, Trump prepara castigos para las personas que hayan entrado con algún tipo de visa no inmigrante y que se haya vencido dentro de los Estados Unidos y/o que estén buscando algún beneficio con USCIS. Del mismo modo, haga Usted el favor, prevé castigos incluso para los países que más viajeros presenten esta condición. Adivine Usted que país se encuentra entre los dos más importantes. Exacto, México.

Según reportes de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional, mexicanos que habrían entrado a USA con visa de turista, negocios, de estudiante, intercambio o de trabajo, entre otras, suman 47,394 que se habrían quedado después que este documento venció.

¿Qué debemos de saber?

  1. Que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) monitorea cada viajero, trabajador, estudiante de intercambio o cualquier otro extranjero que ingresa a los EU. Entradas y salidas no importando la categoría de visa. Se dan cuenta a quien se le venció. Ellos se consideran inmediatamente INDOCUMENTADOS.
  2. Que si ingresaste con visa, cualquier categoría, y dentro de la Unión Americana te casaste, te pidió cualquier padre residente o ciudadano americano, se está en riesgo si esperas dentro del territorio americano, ya que al vencerse la visa, si no ha llegado tu residencia, serás considerado como indocumentado.
  3. Que ser víctimas de algún tipo de violencia o crimen, no es garantía de obtener beneficios de alivio o migratorios. Ya que USCIS revisa cada caso en particular y lleva demoras. Lo mejor es asesorarse para no poner en riesgo tanto la visa como el beneficio que esté buscando.
  4. Hay personas que entran con visa de turista o cualquier otra categoría y estando dentro, piden asilo por cuestiones de seguridad o riesgo de vida. No obstante, Trump ha endurecido estos procesos y son muy tardados por lo que si se vence la visa durante el mismo, se queda nuevamente en calidad de indocumentado.
  5. Entrar a USA con visa, pero buscar trabajo y laborar, es considerado un delito, por lo que si además se usan documentos falsos el riesgo se incrementa.
  6. La asesoría legal es muy importante. Si bien, ingresar a EEUU con visa nos evita contar con el delito de entrada sin inspección. Cierto es, que Trump, considerara a todos, inmediatamente al vencimiento de la visa, como indocumentados, por lo que el tratamiento sería penado también por la ley.
  7. La Deportación es uno de los castigos contemplados por Trump. Al ser considerados como indocumentados, agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) intentarán detener y procesar a cualquiera que caiga en ese supuesto. Recordemos que no importa si tiene record criminal o no lo tiene. “Todos aquellos en violación de las leyes de inmigración pueden estar sujetos a arresto, detención y, si si tienen orden final de deportación, expulsados ​​de los Estados Unidos”, indica la autoridad.

Cuántos estudiantes de leyes habrán escuchado de sus maestros aquello sobre la proporcionalidad de la pena. Ese principio fundamental del Estado de Derecho que pondera los daños causados y el delito.

Una visión proteccionista y englobadora como la de Trump, deja de tomar en cuenta esos principios. Que aquel que viola ley, sea revisado, juzgado de acuerdo a su delito. Eso es innegable. Responsable cada quien del uso de sus documentos y el respeto de las normas aplicables. Pero asumir que todos son un riesgo es trascender más allá de esa proporcionalidad. No es lo mismo aquel que cuenta con récord criminal que aquel que entró con visa de turista y que por azares del destino se casa en EU con ciudadano americano. Que sus intenciones son legítimas y busca la regularización y ajuste de estado para cambiar su estatus a inmigrante residente. No es su culpa que derivado de la, en ocasiones, inoperancia de agencias federales en el proceso correspondiente coloquen al solicitante en el rango de indocumentado y en riesgo de deportación.

Educación migrante. Conocimiento de nuestros derechos y nuestras obligaciones. A final de cuentas, es otro país, otras reglas, otra visión. Cuidémonos.

No duden en contactarnos por cualquier duda.

Centro de Apoyo al Migrante Interplanetario «La Tierra»

Por: J. Gustavo Castañón C.

Mi nombre es Ej’khali Casthophy 2341-B, titular de este Centro. Fueron mi tatarabuelo y tatarabuela, quienes iniciaron, hace aproximadamente 172 años, este modelo de trabajo autosustentable en un lugar muy remoto del que dudo exista siquiera vestigios o constancia, salvo en  aquellas reliquias de pasta de fibras vegetales que pueblan aquellos denominados U-98B.  

Ese lugar se llamaba Zacatecas, en un territorio llamado México. Aun recuerdo a mi padre platicarme de vez en vez sobre México como país. Hoy en día, su territorio es ocupado por el Distrito K’nonen 77. De hecho, el nombre original de este centro era CENTRO DE APOYO AL MIGRANTE “ZACATECAS”. El cual se tuvo que cambiar tras los acontecimientos que unificaron los continentes hace 109 años. Un espacio para la comunidad que en aquellos ayeres basaba su migración con lo que hoy es K’nonen 76, antes los famosos Estados Unidos de América. Si, ese Estados Unidos  que después tuvimos que aprender a llamar Xin Lingyu en mandarín tradicional, cuando en los Acuerdos de Pekín-San Francisco, fueron anexados al antiguo gigante chino por 5896 unidades Yumog.

Hace 63 años, cuando se decidió poblar los planetas vecinos con la intención de reabastecernos como humanidad y en virtud de la reestructuración de la biodiversidad de la tierra, nos vimos obligados a emigrar hacia nuevos horizontes. En este caso, a Marte, La Luna y a nuestras estaciones espaciales diseñadas como complejos habitacionales. Ahí empezó nuestra nueva modalidad de migración. Recordamos claramente cómo los primeros expedicionarios en Marte y sus descendientes, se opusieron a la llegada de nuevos habitantes, en especial de los del planeta Tierra, despectivamente llamados Los rezagados. Pero daban la bienvenida a los  hijos y nietos de aquellos nacidos en las bases espaciales y de la Luna. Mejor genética argumentan, mejor adaptabilidad. Han caído en la triste alusión de la construcción de un campo de plasma para evitar la llegada de naves con terrestres. Esta idea ya la habíamos visto en la era de mis tatarabuelos y la historia se reescribe, se repite en una dialéctica eterna.

Ciudadanos interplanetarios de segunda se convirtieron los terrícolas, los nativos de ese otrora planeta del que surgimos todos. En esta nueva realidad, ya lejos quedaron aquellos zacatecanos o mexicanos que querían brincar a los Estados Unidos. O los centroamericanos, marroquíes, ecuatorianos, rusos o cualquier otro migrante en el lo que conocíamos como mundo. Eso se acabó, ya no existen tales gentilicios o nacionalidades. Ahora en cambio, EL CENTRO DE APOYO AL MIGRANTE INTERPLANETARIO, se enfoca en apoyar y orientar a todos los mal llamados Rezagados para que en su derecho humano, que acaso aun prevalece, puedan cumplir su “sueño galáctico”.

Damos un abrazo estrecho a todas la Unidades Espaciales de Atención al Migrante Interplanetario, para que sumemos esfuerzos, para unificarnos a favor de una causa en común. En la época de mis abuelos y mis tatarabuelos, existían oficinas parecidas pertenecientes a los extintos gobiernos. Hoy estos lugares son auspiciados por benefactores lunares, marcianos y de bases.

En este día 49 de menp´C del año 2182, del distrito k’nonen 21, nos congratula inaugurar nuestra primera nave interespacial, con capacidad de transportar a los primeros 78 pasajeros,  a quienes ya hicimos entrega de sus documentos que los acreditan como Interplanetarios.  Esta nave será llamada en honor de un héroe de la tierra de origen de mis tatarabuelos. Bienvenidos al “Tenamaztle I”.

La asistencia social migrante

Por: Jorge G. Castañón

El artículo 5º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos garantiza la libertad de ejercer el trabajo, industria, comercio o profesión que mejor nos acomode, siendo lícitos. Nadie puede ser obligado a prestar trabajo personal sin una justa retribución y sin su pleno consentimiento. Así, entiendo que brindar un trabajo o un esfuerzo personal, de manera gratuita por una causa previa y plenamente consentida, es una libertad que puede ejercer cada uno de nosotros.

Hemos visto, en el caso de la causa migrante, cómo existen grandes seres humanos al servicio del Estado, desde el cual entregan su trabajo a través de programas diseñados bajo políticas gubernamentales. Digno éste sin duda y enmarcado en el pleno ejercicio de su garantía constitucional de la justa retribución. Misma que emana del erario público al que contribuimos como mexicanos. Que nos pertenece.

Hemos visto también, otro grupo significativo de particulares que, en la causa migrante, han encontrado el ejercicio de su trabajo o profesión y desde la cual perciben sus ingresos y remuneraciones, en muchos casos no asequibles a la población que los requiere.

De menor número aún, se encuentran aquellas personas que brindan ese trabajo de manera gratuita o de bajo costo, desde su trinchera civil a favor de la causa migrante. Esto no desmerece el empeño de los anteriores, pero si se vislumbran como necesarios para lograr un equilibrio y para que se de la suma de esfuerzos, tanto con gobierno como con la sociedad civil, en pro de alcanzar las metas e ideales más añorados en la integración de ese fenómeno social llamado migración.

Entendido está que dependiendo de la situación, la causa migrante no respeta horarios, ni jornadas laborales establecidos por los servicios burocráticos. En otros tantos casos, el migrante o su familia no cuenta con recursos suficientes para ser atendido por un profesional privado. El encontrar la puerta de la oficina de gobierno cerrada por no ser horario o día hábil de atención ó la negativa de recepción de algún caso por no cubrir los honorarios requeridos es el comienzo de un peregrinar en solitario tanto del migrante como de su familia.

Es aquí donde la asistencia social migrante puede generar espacios propios para la atención alterna de este grupo social. La asistencia social tiene la grande ventaja de no desfallecer ante un “no hay recursos”; ante “no hay personal”; ante un “lo siento no alcanza a cubrir los honorarios”. Puesto que su trabajo no es oneroso y entiende justa retribución en un sentido subjetivo. Se ve retribuida con la simple idea de haber cumplido con su sentir patriota, con su sentir humano.

Y al no buscar más ganancia que el deber cumplido, es posible que le sea más claro identificar la diferencia entre asistir como el principio de un proceso constructivo y el ser paternalista como un concepto estático y hasta manipulador. Asistir para que el otro subsane su necesidad, para que emprenda, para que solucione.

El pasaporte mexicano paso a paso


18/enero/2021 Actualización.

Aprender a solicitar el pasaporte mexicano es una  necesidad para un país como el nuestro, con una vocación migrante tan importante.

Su procedimiento pareciese ser simple, pero no siempre resulta así. Es común que conforme avanzamos en su proceso se complique en más de un sentido.

Este post tiene la finalidad de ser un apoyo para todas aquellas personas que están tramitando este documento. Conozcamos paso a paso, su proceso.

Empecemos.

PASO 1. La documentación. Primero asegurarnos que contemos con los siguientes documentos:

  • Acta de nacimiento original y reciente. El formato nacional de acta. Ésta será archivada en la SRE y no le será devuelta al solicitante.
  • Identificación oficial vigente. Puede ser credencial de elector, cédula profesional, cartilla militar liberada, credencial de la tercera edad (INAPAM)
    • En el caso de los menores entre 3 y 17 años, presentar como identificación:
      • Constancia de estudios con fotografía. Importante saber que el sello de la escuela debe de cancelar la foto (ir encima). La foto para la constancia puede ser infantil o credencial a color y fondo blanco.
    • En el caso de los menores de 3 años, presentar como identificación:
      • Constancia médica pediátrica. Debe de acompañarse de copia de la cédula profesional del doctor y copia de su identificación oficial vigente. La constancia debe manifestar el nombre del menor tal cual viene en el acta de nacimiento y los nombres completos de sus padres.
      • En el caso de solicitar el pasaporte a menores de edad, deberán estar presentes ambos padres el día de la cita.
        • En el caso que uno de los padres no esté físicamente presente ese día podrá enviar un formato OP-7, que solicitará en la Delegación de la SRE del estado de México donde se encuentre. Si se encuentra en USA, no importa su condición migratoria, lo pedirá en el Consulado mexicano más cercano a donde radique. En estos casos necesitara tener una copia del acta de nacimiento del menor y una identificación oficial vigente. El OP-7 no tiene costo.

PASO 2. Cita en la Delegación de la Secretaria de Relaciones Exteriores.

Es importante tomar en cuenta, que para programarla se puede realizar VIA TELEFÓNICA al 800-8010773. Se requiere contar con:

  • Curp de cada solicitante al momento de la llamada.
  • Un e-mail al que se enviará hoja de confirmación de cita.

Si decide hacerlo por esta vía, tiene que saber que la demás documentación (actas, identificación, constancias, etc.) se presentará y revisará hasta el día de su cita. 

Ventajas: 

  1. Programar la cita es muy sencillo. Desde cualquier teléfono público, de casa o incluso teléfono celular se puede hacer.
  2. El horario para realizarlo es amplio. Se puede llamar de 8 am a 7 pm de lunes a viernes. Los sábados de 8 am a 4 pm.

Desventajas:

  1. Como ya se mencionó, la documentación se lleva y se revisa hasta el día de la cita, por lo que es posible que en ciertos casos,  cuando el solicitante se presenta en la Oficina de Enlace o Delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores y al momento de llevar su documentación le informen que ésta no cumple con ciertos requisitos.
    1. Que el acta no sea reciente.
    2. Que el acta esté dañada, doblada o sellada.
    3. Hay extemporaneidad. Es decir, que cuando nació la persona y la fecha de registro en el libro hay un desface de 3 años o más. 
    4. Hay un punto que no aparecía. Es decir, que en su credencial de elector aparezca MA CONCEPCION BALLESTEROS LOPEZ y en el acta aparezca MA. CONCEPCION BALLESTEROS LOPEZ. Si bien, cada uno de ellos tiene solución. Podría generar retrasos en el trámite, gastos innecesarios. Por lo que siempre será mejor que revise a bien su documentación antes de iniciar para no tener contratiempos.
    5. Las citas son más tardadas que hacerlo por internet.

La otra forma de realizar la cita es VÍA INTERNET en la página oficial de la SRE. 

Ventajas

  1. Por lo general, quedan más pronto las citas vía internet que vía telefónica.
  2. El sistema por internet obliga a tener ya la documentación a la mano y registrarla.
  3. Al subir los datos de actas, constancias, identificaciones del solicitante, ya sólo se presenta a la cita en Delegación u Oficina de Enlace de la SRE para la entrega de éstos y eso reduce el error.

Desventajas

  1. Se requiere tener ciertos conocimientos en el uso de una computadora.
  2. Se requiere tener acceso a un equipo de computo.
  3. Se requiere tener internet.
  4. Ya tener toda la documentación a la mano.

PASO 3. Pago de tarifa gubernamental

  1. El pago se realiza en cualquier banco (a excepción de Bancoppel y Banco Azteca) , ya que es gobierno federal mexicano. Se requiere presentar una hoja de ayuda que la propia secretaria envía al email del solicitante. Se coloca el nombre completo como en el acta de nacimiento, la curp y el monto a pagar. Aquí están los costos por 3, 6 o 10 años.

PASAPORTE 2021

 

PASO 4. Presentarse a la cita

No se requieren ya fotografías. Salvo en algunos casos especiales. Se presentarán 15 minutos antes de ésta. Ya no hay formaciones o filas, por lo que no es necesario irse desde muy temprano.

Dentro de la SRE hay personal que le auxilia en el llenado de su solicitud de pasaporte. Llevar una pluma negra.

NO olvidar llevar sus documentos en original, de las credenciales de elector lleve una copia fotostática, del mismo modo original y copia de su recibo de pago de tarifa consular del banco. Esto ya sea que se haya programado la cita VÍA TELEFÓNICA o por VÍA INTERNET.

No habiendo problemas, su pasaporte le será entregado el mismo día.

Importante, cada caso es especial y hay muchos supuestos que se actualizan con cada solicitante. Esta es una guía general. Cualquier duda, contáctenos para orientarle de manera gratuita. Si por alguna razón se le complica programar su cita, pida asistencia del Centro de Apoyo donde con gusto se le programará sin costo alguno.

whatsapp  (492)118-9458

email          asistenciasocialmigrante@gmail.com 

 

¿No están dando visas?

Te digo que es verdad que no están dando visas ahorita- Es la frase que alcancé a oír de la bocina del celular del pasajero sentado en la parte de atrás. Algo contestó él en voz baja. Continuó el viaje. Cerca de las 7:30 de la mañana, el clima era fresco y esas avenidas tan clásicas de Guadalajara se iban poblando paulatinamente de bullicio y autos. En avenida de La Paz ya habían cuatro autobuses estacionados en las inmediaciones del Consulado Americano. Habían también sprinters, urban y vehículos particulares con placas de Aguascalientes, CDMX, Colima, Michoacán, Guanajuato, Estado de México, Zacatecas y otros estados vecinos. Bajaba gente que se enfilaba pensativa y nerviosa, hacia la calle Progreso, a la espera de su cita para saber si un oficial consular les iba a otorgar la visa americana.

Una larga fila de solicitantes presagiaba que ese día habría más de dos mil aplicaciones. Conforme salía la gente por la puerta verde del consulado, un rumor se esparcía entre molestias, tristezas y sollozos. ¡No están dando visas! se escuchaba por aquí y por allá. En un negocito de tacos, se arremolinaban señoras, señores, jóvenes se miraban y se preguntaban entre sí cómo les había ido. La mayoría decía que mal. –Andan muy duros. Ni siquiera te preguntan algo y te dicen que no- Argüían. Personas que llevaban sus expedientes en bolsas de plástico, otros en redes de mandado con logotipos y lemas de campañas políticas pasadas. Otros más los llevaban en carpetas que simulaban piel o cartapacios de marca reconocida. Diversos atuendos desfilaban, desde trajes negros, corbatas rojas, faldas, rebozos, zapatos de tacón, piso o botas vaqueras. Todo tipo de vestimenta se dejaba ver y las que democráticamente se unían por una causa similar.

Frente al consulado, una señora de tenis y cabello descuidado caminaba de un lado para otro. Un celular y una tablita para detener hojas la acompañaban. Uno se preguntaba si su desesperación y abatimiento era por algún familiar o pariente al que esperaba. Luego nos dimos cuenta que era coordinadora para una de esas agencias que tanto abundan para estos trámites, y traía con sí un grupo de personas que estaba solicitando la visa ese día. Venían de Aguascalientes, si mal no recuerdo, y su preocupación, supimos después, era porque según su gente, les habían cobrado más de cinco mil pesos por persona para el viaje y les habían casi asegurado ese documento. De su grupo ya habían entrado y ya habían salido todos. De los 17 solicitantes, sólo 2 calificaron. La molestia iba in crecendo.

Unos y otros a la voz –Nos hubieran dicho que no estaban dando visas- reprochaban y manoteaban. ¿Explíqueme qué pasó señora? – le infería un señor de aproximadamente 45 años y de mediana estampa a la compungida coordinadora. Historia de todos los días.

Fue un día difícil. Cuánta gente estrelló su ilusión en la ventanilla 3, 4, 8, 1 o 9 dentro de la sección de visas del Consulado. Algunos tramitaban por gusto. La mayoría por necesidad.

El porcentaje de negación ese día fue más elevado de lo normal, cierto. Aún y los perfiles más «apegados» a la ley fueron rechazados, cierto también. Parecía que ni siquiera la famosa suerte había llegado. Pasó de largo rumbo a Vallarta.

Pero aún sostenemos que si bien, porcentualmente hablando, el índice de negación creció. Las estadísticas se siguieron manifestando. ¿Qué queremos decir con esto? Que la mayoría de las negaciones se endurecieron con aquellos con antecedentes en los EU. Aún y con aquellos que ya tuvieran más de 10 años en México. Se endureció con aquellos que no presentaron lazos económicos, familiares o laborales fuertes.

Verdad que en otro tipo de perfiles, que por lo general sufrían menos para calificar una visa, también se notó incremento en su negación. Pero siguió siendo el sector poblacional menos afectado.

Eso no quita, ni en un ápice, lo frustrante que en ocasiones le resulta al aspirante de visa, una negación que consideran infundada. Y más doloroso aún, para aquellos que desafortunadamente depositaron su confianza en lugares que en muchas ocasiones son de dudosa calidad y honestidad.

Ni que decir de ese otro grupo, que aparte fue estafado y desprovisto de 15,000 o 20,000 pesos por documentos asegurados. Cuan lastimero ha de ser.

La aseveración ¡no están dando visa! a la misma pregunta, nos parece desproporcionada y rotundamente fuera de la realidad. Una mentira. No tomar en cuenta que existen factores externos que influyen en el incremento de negaciones también sería ingenuo.

Factores como: Una nueva visión de política migratoria concebida y emanada desde Washington; la existencia de elementos puramente administrativos; el ajuste del marco normativo. Incluso, considerar que es temporada alta, el cambio de turno entre oficiales. Entre otros, también tiene su influencia sin duda.

Por ello, nuestra reflexión ante esto, sigue siendo la misma que en nuestras otras colaboraciones. Sólo la información y educación migrante, permitirá al solicitante de este documento una decisión personal, libre y reflexionada sobre la pertinencia de este trámite. Conociendo y tomando en cuenta todos estos factores arriba enunciados.

Por: J. Gustavo Castañon C.

Centro de Apoyo al Migrante «Zacatecas»

¡La visa americana es una suerte!

Quién no ha escuchado esta frase al pedir un consejo, ya sea a un familiar, un amigo o un vecino, en el momento que se tiene el interés de tramitar la visa americana. – Usted no se preocupe. Eso de la visa es pura suerte. – Parecen haberse puesto de acuerdo al tratar de orientarnos.

En los últimos tres años hemos podido impartir un Taller mensual gratuito sobre procesos migratorios en diferentes municipios de Zacatecas donde nos han invitado. Eso nos deja en 36 talleres con un promedio de asistencia de 40 familias por taller.

Durante estos Talleres, abiertos a la población en general, cuando llegamos al punto del trámite de la visa americana es realmente impresionante darnos cuenta del elevado número de gente que considera que la calificación de visa es una suerte.

Fácilmente, el 80 por ciento de los asistentes levantan la mano ante la pregunta de si creen que la adjudicación de este documento depende más de un factor de fortuna que de un perfil determinado del solicitante.

Algunos arguyen que basan su juicio en la certeza de que conocen al primo de un amigo, alias el «yuyo», quién la tramitó un par de semanas atrás y que a pesar de ya haber estado indocumentado en Texas, de no tener estudios ni nada por que regresar a México, el oficial consular le autorizó la visa sin problemas.

Del mismo modo, otros manifestan conocer a un maestro, arquitecto, ingeniero o abogado que en la entrevista le negaron este documento. Sin razón aparente. Comentan con sorpresa: – Se la negaron con todo y su «título profesional». Con todo y su salario. Con todo y su traje-

Ante estos argumentos, si que resulta complejo convencer a la audiencia de que son ejemplos que constituyen una excepción más no la regla. Tan sólo imaginar al oficial consular con una moneda de un cuarto de dólar en su diestra y empleando este método en las entrevistas para decidir a quién sí o a quién no autorizar la visa es surrealista.

Cierto es que todos conocemos a ese «yuyo» que deambula con visa por las calles de la ciudad, como cierto es que todos conocemos al «abogado» desventurado a quien le tocó la de malas y al que el «volado» decidió su negación.

Es entonces que apelamos a los números, total, «las matemáticas son el lenguaje en que Dios escribió el universo» decía Galileo Galilei. Las estadísticas son claras y necesarias para explicar nuestro punto. Verdad es que no hay sistema de migración infalible. Verdad es, que a pesar de todo, la suerte emerge como la mejor explicación para entender ciertas decisiones que a los ojos del simple solicitante parecen ilógicas.

Pero al final, los números cuadran. Si usted fuera un oficial consular ¿a cuál, de los siguientes dos casos hipotéticos, le autorizaria la visa? Por un lado tiene a una familia cuyo padre es trabajador de la Comisión Federal de Electricidad del Gobierno Federal desde hace 30 años, no cuenta antecedentes negativos en los Estados Unidos. Su esposa es docente con 26 años de antigüedad. Su hijo mayor, estudiante de Medicina a un año de egresar. El menor de sus hijos es estudiante de licenciatura en Leyes. Van de vacaciones con un hermano de la maestra, ciudadano americano.

Por otro lado, una joven dama de 22 años de edad, quien abandonó la escuela en el segundo semestre de preparatoria. Presenta en la cita consular dos pequeños hijos de 4 y 2 años de edad. Se dedica al hogar y su esposo se encuentra en EU de manera indocumentada, al cual intentará ocultar diciendo que están separados. No cuenta con seguro social y vive con sus suegros.

Nada está escrito. Todo puede suceder. Pero las estadísticas son claras. Las secciones de la Ley de Inmigracion son claras. Es a discreción de cada oficial consular, cierto. Pero ¿Cuántas veces un oficial consular podrá equivocarse?

El famoso ¡La visa es una suerte! Podría no ser nuestro mejor aliado al momento de tramitar una visa. Dejar en esta frase nuestras esperanzas podría ser contraproducentes. Tanta ilusión y dinero depositados en estas palabras, podría ser demasiado riesgo. Sobre todo, si nuestra intención es ver familia después de tantos años, abrazar hijos o nietos.

La información es una gran herramienta. La educación migrante es un derecho que nos permite, al final, una decisión meditada y una preparación a conciencia. Dejemos en aquella frase bíblica un extraordinario resumen de este debate. Al César lo que es del César .. A Dios lo que es de Dios.

Por: J. Gustavo Castañon C.

La mejor Oficina de Atención al Migrante del sureste zacatecano es…

Antes de decir cuál es, para nosotros, la mejor Oficina del sureste zacatecano en la atención de los migrantes comenzaremos describiendo algunas de sus características esperando que, conforme avancemos, el ciudadano residente del municipio en el que esté instalada, la ubique y, con alegría, pueda confirmar cada rasgo enunciado.

Empecemos por sus instalaciones. Se encuentra ubicada en un espacio pensado en el perfil del ciudadano que requiere sus servicios. Accesible para las personas de la tercera edad, mujeres embarazadas, personas con algún tipo de discapacidad y familias completas que son quienes comúnmente se acercan por orientación y asesoría a estos espacios.

Se encuentra en lugar céntrico, lo que evita traslados innecesarios a los usuarios. Planeado para que al tiempo, quien lo requiera, pueda realizar otros trámites propios de la administración municipal, como acudir al Registro Civil, Departamento de Predial, Secretaría de Gobierno, Juzgado Comunitario, despacho del C. Presidente municipal, entre otros.

En tanto a su estructura orgánica, ha cubierto los requisitos establecidos en la Ley Orgánica del Municipio en sus artículos correlativos a la conformación, obligaciones y competencia de estos espacios. La relación de la Oficina con los regidores de la comisión de asuntos migratorios se basa en el respeto y la proposición. Las diferencias existen, son necesarias, pero la conciliación y los acuerdos siempre se hacen presentes.

Cuenta con un Manual de Organización que fácilmente se puede consultar en la página de transparencia que expone antecedentes, marco legal, misión, visión, objetivo general, objetivos específicos, organigrama, etc. Y debemos resaltar su Reglamento Interno y su Manual de Procedimientos.

En el organigrama, observamos simpleza y limpieza en su conformación. Se buscó no engrosar la burocracia alineada a la política federal de austeridad republicana, sin que esto signifique dejar de atender a su población objetivo. Enfocando sus esfuerzos en tres grandes ejes:

  • Prevención y sensibilización del fenómeno migratorio;
  • La atención de la problemática, en su vertiente social y jurídica, del migrante y su familia;
  • Propiciar la vinculación e integración del perfil binacional del municipio.

Tiene interesantes programas como:

  • Impartición de Talleres varios, en coordinación con otras dependencias municipales, estatales y federales. Así como el trabajo conjunto con asociaciones y organizaciones civiles para prevenir, disuadir y sensibilizar a niños y jóvenes de primaria, secundaria y preparatoria sobre los riesgos de la migración.
  • La implementación de Módulos móviles itinerantes para atención directa en las comunidades más grandes y/o con mayor vocación migrante.
  • Publicación mensual de una revista de circulación local y distribuida en los Clubes de Oriundos en los Estados Unidos.
  • El uso de las redes sociales como Facebook, twitter para la promoción y difusión de sus actividades. 
  • La gestión de recursos y servicios para la canalización de los ciudadanos cuyas necesidades no sean competencia de la Oficina, pero que siguen siendo derivadas de su situación migratoria.
  • El establecimiento de un Día del Migrante, tanto en su municipio como en los Estados Unidos, para fortalecer los vínculos culturales binacionales.
  • Entre otros programas.

Es decir, el cumplimiento, en lo más posible de cada una de las XI fracciones del Artículo 122 de la Ley Orgánica del Municipio del Estado de Zacatecas.

Hemos tenido la oportunidad de platicar con varios ciudadanos de diversos municipios de esta zona de Zacatecas. Mujeres y hombres que aman su tierra, su terruño. Algunos de ellos con más experiencia que otros. Algunos la viven todos los días de manera directa quizá con su padre, madre, hermano o hijos en la Unión Americana, ya sean Residentes Legales, american citizens o indocumentados. Otros la conocen bien y aunque la vida no los ha colocado de manera tan cercana, la viven y buscan como atenderla. Ciudadanos con nombre y apellido. Ciudadanos que son maestros o maestras, constructores, trabajadores, emprendedores y que hoy la vida le brinda el espacio de servir como Presidente o Presidenta Municipal.

La mejor Oficina de Atención al Migrante del sureste Zacatecano está en cada municipio, en cada anhelo y compromiso adquirido. En cada idea y visión de aquel o aquella que hoy dirige su gobierno municipal. Cada característica arriba enunciada ha sido propuesta por uno o por otro. Lo hemos leído en artículos de grandes académicos. Ha sido visualizada por la gente misma del día a día. Por amigos regidores, por la secretaria de Registro Civil o por cualquier madre participativa que también opina porque le importan sus hijos en el norte. Nada nuevo hay bajo el sol.  

Ya sea como Unidad, Oficina, Departamento, Dirección o Instituto de Atención al Migrante cada una de ellas se percibe como la mejor Oficina de Atención al Migrante si el esfuerzo empeñado todos los días es transparente y con profunda vocación de servicio. El crecimiento vendrá por añadidura.