Especial: LA CORRUPCIÓN

PARTE 1

EL OBSCURO BUCLE DE LO CORRUPTO

POR: JORGE GUSTAVO CASTAÑON C. 07/12/2022

En algún Juzgado Mixto de cierto Distrito Judicial en el estado de Zacatecas, el Lic. Orozpicaya se acerca al secretario de acuerdos para preguntar por la radicación de la demanda de divorcio incausado de su cliente, con la finalidad de que le den celeridad por que así conviene al demandante. El abogado de la parte actora ofrece una botella de fino cognac y entrega un sobre con cierta cantidad de dinero al funcionario para que a su vez, por alguna razón, los emplazamientos no lleguen a su destino ni en tiempo ni en forma.

En este hipotético ejemplo, el abogado con su acción ha roto el código ético de su profesión y busca romper al mismo tiempo la vocación de servicio público de un trabajador del Estado. Este acto corrupto propiciado desde lo privado en su modalidad de soborno, daña el derecho humano del juicio justo y con ello el derecho humano a la justicia.

La corrupción es un término de origen moral, íntimo. En su definición más genérica se define como algo «que se tiende a romper de manera deliberada». El individuo corrupto tiende a romper primero su base de valores personal y de ahí escala a lo social.

«El Hombre es el lobo del Hombre» decía Tomás Hobbs en su libro El Leviatán escrito en 1651 (Alianza Editorial. 2017). Es decir, es el mismo Hombre quien construye y destruye. El que esclaviza y libera. El que crea reglas y al tiempo las corrompe. Por ello, cedemos parte de nuestra voluntad a ese ente superior llamado Estado para que rija y proteja, evitando caer en apreciaciones personales. Justicia, Igualdad, Pena, Sanción y otros términos serán consensuados por la comunidad y administrados por el Estado.

El corrupto busca evadir, romper o ajustar dichas leyes a beneficio personal. El corrupto lleva su «acto que rompe» fuera de los muros de su mente hacia la realidad social y es ahí donde produce efectos nocivos. Infecta a los que le rodean y en un bucle va creciendo dicha acción hasta convertirse en un «status quo» que genera impunidad.

Corrupción-Impunidad, esa dualidad simbiótica de la que habla Max Kaiser en su artículo «Y los ciudadanos ¿Qué hacemos frente a la corrupción? (imco.org.mx/temas/los-ciudadanos-que-hacemos-frente-la-corrupción. 2018) dimensioádolo en lo público y en lo privado. El primero involucra a todo el sistema, el segundo a los ciudadanos ya sea de una manera activa o pasiva.

La amenaza de castigo mediante la aplicación de leyes mal formadas, es insuficiente e incluso irrisoria si no hay una adecuada persecución y punibilidad del acto corrupto. Para ello se requiere una definición en sus formas y tipos. Se requiere identificadores, datos, participación social.

Pero si bien el entorno normativo debe ajustarse a una realidad más eficaz y eficiente, cierto también que el corrupto se incrusta en un entorno social que también lo define y determina. En su artículo «Corrupción como proceso organizacional: comprendiendo la lógica de la desnormalización de la corrupción» de David Arellano Gault, publicado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas, UNAM (cya.unam.mx/index.php/cya/article/view/975/1152), se explica el comportamiento de corrupto como un conjunto emocional, racional y relacional. El corrupto y la corrupción pueden estar incrustados en una estructura social en la cual se les puede ver como algo de relativa normalidad, incluso como un antivalor necesario para poder avanzar.

Los esfuerzos se han diversificado en entender que la corrupción emana de la unidad mínima que constituye la sociedad: el Individuo en sí mismo. Por ello, se ha involucrado la participación social en busca de fortalecer su tejido social, base ética y cívica de lo justo en su sentido jurídico y sobre todo moral.

Abordemos la corrupción mediante la dualidad privada y pública que toda persona tiene. En lo privado, destacando que todo aquel acto corrupto que no salga de nuestra esfera íntima, personal podrá ser atendido mediante el sistema regulador de la familia, de lo correcto, de lo aceptable. Y desde lo público, al ser todos parte de la política, en un sentido aristotélico de la observancia general a las leyes y las normas.

Cuando falle la esfera íntima, la regulación de los actos corruptos que se den mediante una conducta exterior, recaerán en el Estado y su capacidad coercitiva, punitiva con el único fin de tutelar los bienes jurídicos fundamentales.

Artículo publicado por su autor dentro del Curso Anticorrupción: Introducción a conceptos y perspectiva práctica. UNAM 03 de marzo 2020.

Anuncio publicitario

Publicado por centrodeapoyoalmigrante

Servicios de Apoyo y Asistencia al Migrante

Un comentario en “Especial: LA CORRUPCIÓN

  1. Muchas felicidades por la elaboración de este artículo!!! Claro, preciso y sencillo de entender abordando un tema siempre vigente en nuestra sociedad y catalogado como el cáncer que afecta nuestro tejido social

    Obtener Outlook para Androidhttps://aka.ms/AAb9ysg ________________________________

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: